Mantenimiento de nuestro césped artificial

Mantenimiento de nuestro césped artificial

El césped artificial no nos da ningún trabajo. No lo tenemos que ni regar, ni cortar, ni abonar.

Pero esto no significa que no tengamos que hacer nada de nada.

Hay algunas cosas que podemos hacer para mantener nuestro césped artificial bonito durante más tiempo:

Dependiendo de la vegetación que tenemos alrededor, cada dos semanas, quitaremos todas las hojas caidas de los árboles con un rastrillo, luego lo limpiamos con un aspirador o con una escoba.

Mis perros a veces no respetan la prohibición impuesta por mí de hacer sus necesidades en el césped artificial, y el resultado es que huele mal! Lo soluciono regando el césped con una regadera con una solución de lejía (de la que huele bien) y agua. Un buen chorro de lejía para una regadera de 7 litros.

Espero a que se seque un poco y ya lo limpio todo con la manguerra.

Con el tiempo las fibras se pueden achaflar un poco, para levantarlas cepillo todo el césped con una escoba muy dura. Si vuestro jardín es muy grande, para esta tarea es mejor que nos llameis, para que cepillemos el césped con nuestra máquina especial.

 

A mí personalmente me gusta poner un poco de arena de sílice encima del césped. Es más fácil mantenerlo un poco húmedo y fresco en los días más calurosos.

Aparte de esto, con los años y el calor que tenemos en la Costa del Sol, nos puede pasar que el césped encoja unos milimetros. Para tapar los bordes sin césped que aparecen, tenemos dos soluciones. O llamamos a nuestro instalador y él seguramente nos puede hacer algún arreglo, o simplemente ponemos allí un poco de arena oscura, piedrecitas decorativas y si es un sitio húmedo y con sombra, queda precioso ir plantando algún musgo o planta tapizante pequeña. Así conseguimos un aspecto muy natural.

Galería de imágenes