Instalación de Césped Artificial

Una buena instalación del césped artificial es lo que definirá una mayor resistencia al paso tiempo. Conozca el proceso de instalación del césped artificial desde su inicio pasando por todos los procesos necesarios.

Preparar la forma del terreno

Una preparación del subsuelo bien hecha es la clave para tener un césped artificial bonito y duradero. Todo empieza por retirar la capa vegetal existente de la zona dónde vamos a poner el césped artificial y al mismo tiempo realizar las escaleras, pendientes y formas de los macizos. Si hay sitio en el jardín, una máquina nos puede ahorrar mucho tiempo y trabajo. Hay que crear bordes con diferentes separadores de césped dónde fuese necesario.

Retirar la capa vegetal

Hay que retirar minuciosamente toda la capa vegetal por dos razones. La primera es que necesitamos espacio para poner una capa de 8 a 10 centímetros de arena de rio y la segunda razón, es para asegurarnos de que no va a crecer  nada por debajo de nuestro césped artificial.

Aportación de arena de río permeable

Ahora es el momento de traer la arena de río. Para ahorrar trabajo y tiempo, lo mejor es transportar la arena con un camión pluma grande. Iremos colocando los montones de arena repartidos por todo el jardín, al menos hasta dónde llegue el camion, para poder repartirlo con homogeneidad de forma manual y minuciosa adaptándolo al terreno.

Reglear y nivelar la arena

Primero extendemos la arena por toda la superficie y nos ayudamos con regletas y cuerdas para conseguir los niveles deseados y las costuras perfectas. Es mucho más bonito, si el césped artificial llega justo al mismo nivel que las terrazas o la piscina evitando así saltos indeseados en los acabados.

Compactar el terreno minuciosamente

Cuando toda la superficie queda bien nivelada, es necesario compactar el terreno al máximo. Para ello podemos alquilar una bandeja vibrante o plato compactador con el que pasaremos repetidas veces sobre toda la superficie, que a la vez estaremos mojando constantemente.

Colocamos la tela antiraíz permeable

Encima de la superficie compactada y preparada, colocamos una tela anti-raíz de buena calidad. Es muy importante que sea altamente permeable, ya que en caso contrario, el agua de la lluvia no podrá penetrar en el suelo y se quedará estancada encima del césped artificial. No aconsejamos de ninguna manera prescindir de la tela anti raíz. Aunque hayamos eliminado toda la capa vegetal, aplicado herbicidas y aportado una capa importante de arena, en el futuro, pueden llegar semillas de malas hierbas por vía aérea, por pájaros u otros animales a nuestro césped artificial. Una tela anti-raíz les dificultará mucho el crecimiento y al no poder establecer raíces profundas será muy fácil retirarlas.

Abrimos y colocamos los rollos de césped artificial

Ahora empieza la instalación del césped artificial. Abrimos los rollos completamente, los cepillamos y empezamos a colocarlos en todo el jardín. Este paso hay que tomárselo con calma. El césped artificial tiene unos lados más bonitos que los otros, por lo que debemos colocar todos los trozos en la misma dirección y con el lado más bonito visto desde el punto en el que más nos interese. Por ejemplo, desde la terraza principal.

Las bandas de union

Cuando ya estemos seguros de cómo poner el césped, y éste ya esté recortado (dejando algunos centímetros para posibles equivocaciones), volvemos a levantar los dos laterales de cada unión y ponemos la banda de unión, sujetándola con clavos grandes para evitar que el viento la levante.

El pegamento bicomponente

Finalmente preparamos nuestro pegamento bicomponente y empezamos a pegar banda por banda. Aplicamos el pegamento bicomponente con una espátula dentada sobre la banda de unión a lo largo de toda la junta. Luego cerramos las dos caras del césped a modo de cremallera con mucho cuidado para que no queden fibras por debajo y para que no salga pegamento a la superficie. Según el modelo de césped, dejaremos unos milímetros de junta entre las dos piezas.

Uniones de césped artificial bien acabadas

El resultado de nuestra instalación de césped artificial dependerá mucho de si somos capaces de hacer uniones perfectas. Aprender a ser manitas con esto toma sus años y recomendamos que este paso lo deje a los profesionales. Es una pena gastarse tanto dinero en el césped y luego tenerlo malamente unido.

Cepillamos con una máquina cepilladora

Cuando estemos seguros, de que el pegamento esté endurecido y seco, es necesario cepillar bien todo el césped. Así levantaremos las fibras y les quitaremos el polvo y la protección que llevan de fábrica, del transporte y del almacenamiento.

Terminaciones

Recortamos los centímetros que hemos dejado previamente en los finales, siempre pensando en que el césped artificial puede encoger un poquito con el tiempo. Clavamos algunos clavos especiales por toda la superficie para darle más estabilidad y aplicamos un pegamento especial en los laterales. Y empezamos a disfrutar de nuestro nuevo jardín siempre verde.